Pobre Barbosita: ¡se chifló!

El fiscal Francisco barbosa está fuera de si, fuera de órbita. Buenoi... siempre lo ha estado. Foto: Redes sociales.

O a Francisco Roberto Barbosa Belgado le robaron la chaveta, o la extravió y no se ha dado cuenta.

Si lo primero, la razón está en la criminalidad que genera la impunidad, que en su Fiscalía llega, en casos, hasta 95 por ciento.

Si la perdió, pudo ser que la olvidó en cualquiera de tantos ires y venires en busca de un apoyo que Estados Unidos jamás le dará. Ni a él, ni a su heredera universal, la unigénita Martha Mancera.

Creerse el número 1 en absolutamente todo y descubrir que se es nada, despiporra a cuaquiera. 

El hecho concreto es que el hombre mejor preparado académicamente de toda su generación está desesperado, desquiciado, definitivamente chiflado…

Quería ser emperador y se percató de que solo seguirá siendo un lacayo.

Si durante cuatro años, la conducta de Barbosa ha sido una larga serie de desvíos y desvaríos, en los últimos días su comportamiento ha sido de orate perdido.

En un rosario de trinos en su cuenta en la red X, ha tratado al presidente como a las empleadas de la Fiscalía que Barbosa se llevó a su casa como sirvientas.

Acusa a Gustavo Petro de crímenes graves, sin caer en la cuenta en que, como servidor público, está obligado a denunciar formalmente los delitos que conoce y que han sido cometidos por otro funcionario. Mientras no lo haga, está actuando con. mala conducta, que es causal de sanciones.

Que se conozca, el fiscal jamás ha acudido ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, a denunciar a Petro.

Decir, como escribió, que “El Gobierno de Colombia es un narcoestado”, es una acusación de máxima gravedad y un reconocimiento a su propia incapacidad para actuar.

Si él, que, como está convencido, es el fiscal de fiscales del universo, es parte del Estado, entonces es cómplice. Si se considera un ser superior al Estado, cabe la pregunta: ¿Qué ha hecho para sanear el Gobierno?

Para Barbosa, desde ayer, Petro es cómplice necesario del narcotráfico, al que, según un trino de Barbosa, “por todos los medios (Petro) ha intentado favorecer”.

Está tan perdido Barbosa, que además de llamar al presidente guerrillero desmovilizado y de actuar como miembro de las Farc, lo señala de usar la red X como su arma letal. Solo que Barbosa lo acusa desde la misma red.

Pero, además, causa risa la manera como, por usar las redes sociales, para Barbosa, Petro “está dando un penoso espectáculo”, para él, no. Como siempre, él, creído dueño del segundo empleo más importante del país, como lo dijo, no hace el ridículo. Él está por encima de esa posibilidad.

La verdad de lo que le sucede a Barbosita, es que, de un día para otro, se dio cuenta de que, su sueño de ser el próximo presidente de Colombia, para propiciar lo cual dedicó recursos de la Fiscalía, se desinfló como un globo pinchado.

Y, así, cualquiera como él pierde no solo las posibilidades, la esperanza y la chaveta, sino la poca vergüenza que pudo tener.

Pobrecito.

 

Siguenos

Lo más leido

Animal Político

Bogotá - Colombia
Teléfonos (+57) 316 2663088 - (+57) 3017683667
denuncie@animalpolitico.co

Información

Contacto