El tejado uribista se viste de luto: una falla múltiple mató a ‘la Gata’

Enilce del Rosario 'la Gata' López Romero, aportante a la campaña de Álvaro Uribe en 2002, murió mientras pagaba una condena de 37 años de cárcel.

De Álvaro Uribe Vélez para abajo, todo el uribismo está de luto profundo.

La chancera sucreña Enilce del Rosario ‘La Gata’ López Romero, 71, que financió en 2002 la campaña presidencial de Uribe, murió en la Clínica de la Costa de Barranquilla, al parecer, por una falla sistémica múltiple.

Había sido internada una semana antes, luego de largos meses de estar en cama, pagando su condena.

Estaba condenada a 37 años de cárcel por nexos con la banda criminal Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y por el homicidio del vigilante Amaury Fabián Ochoa en julio de 2000, perpetrado por paramilitares en un peaje entre Sincelejo y Cartagena, pero, según la Justicia, ordenado por ‘la Gata’.

Acosada por la Justicia y la opinión pública, López firmó un acta de sometimiento a la Justicia Especial para la Paz (JEP), para entregar información sobre “reconocidos políticos o líderes del Caribe cuyas campañas ella financió, pero el organismo rechazó la solicitud.

Nació en La Mojana (Sucre) en 1952, y a mediados de los 90 fundó una pequeña empresa de apuestas ilegales (chance), que lentamente fue extendiendo por Bolívar y Sucre. La llamó Apuestas El Gato, por un pequeño felino que visitaba su local.

Desde Magangué, su crecimiento fue muy rápido, por lo cual la vincularon con el narcotraficante Gonzalo ‘el Mexicano’ Rodríguez Gacha, pero ella siempre lo negó. Rodríguez fue abatido en Sucre, por el Ejército.

Cuando el Estado legalizó el chance, la mujer vio multiplicarse su riqueza en breve tiempo. Aprovechó para ingresar a Barranquilla, donde su éxito fue rotundo, debido a que, agobiadas por deudas, las loterías departamentales quebraron y el chance se convirtió en una apuesta de sorteos diarios.

Cada día, su poderío económico se hacía más fuerte. Mantenía miles de familias a través de los empleos, y así también se fue abriendo paso en la política. Empezó a brindar apoyo a campañas políticas en los departamentos de Bolívar, Sucre, Magdalena y otras regiones del país.

Luego probó con sus hijos Jorge Luis Alfonso López a quien llevó a la alcaldía de Magangué y José Julio Alfonso López, como Representante a la Cámara por Bolívar y su hermano como concejal de Magangué.

Pero sin duda, el momento en el que su nombre obtiene notoriedad en el ambiente político fue cuando se conoció que aportó en el año 2002 dineros a la campaña del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

“Sobre la muerte de Enilse López

Nunca escondemos aportes de campaña. Reconocimos en su momento que Enilse López aportó dinero, a través de una sociedad, a nuestra primera campaña presidencial. Dicho aporte quedó registrado en las cuentas. Allí lo encontraron quienes me denunciaron como el actual Presidente Petro, entonces miembro del Congreso. El aporte hizo parte de una contribución superior, de varias empresas que cumplían con todos los requisitos, una de las cuales estaba vinculada a Enilse López. Nuestras campañas han sido transparentes y no han necesitado mucho dinero porque nuestra política era de todos los días y de todas las horas” (Álvaro Uribe Vélez).

Uribe, sin embargo, no aclaró que el problema no fue el aporte económico, sino la calidad de quien lo hizo.


También su nombre fue vinculado a grupos paramilitares. En su momento la guerrilla de las Farc le atribuyó vínculos con las Autodefensas que delinquían en el Caribe, pero ella siempre lo negó.

En su momento, la Fiscalía acusó a la empresaria, a dos de sus hijos y también a 10 de sus empleados de los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

El ente acusador indicó que presuntamente blanquearon capitales por más de $300 mil millones del exlíder paramilitar Salvatore Mancuso, y de la propia Gata, usando sus empresas de juegos de azar.

Según el diario El Tiempo, para el docente investigador Alejandro Blanco Zúñiga, "sin duda, la figura de Enilce López es clave para comprender la consolidación de lavado de activos en el Caribe, en este sentido, un aporte relevante ante la JEP pudo ser la presunta corrupción que se desprendió del negocio del chance".

De igual manera, el experto le dijo que "otro aporte significativo ante la JEP pudo ser el esclarecimiento sobre su presunto vínculo con masacres como la de El Salao. En este sentido, varios exparamilitares, la señalaron  de ser una de las responsables".

Zúñiga agregó, que "otro elemento clave sobre el que López pudo aportar desde la JEP, es la manera como se llevó a cabo la parapolítica, el despojo de tierras en el Caribe".

En 2014 el Juzgado 7 Especializado de Bogotá condenó al exalcalde de Magangué, Jorge Luis Alfonso López, el hijo mayor de ‘la Gata’, por el asesinato el 19 de febrero de 2005 del periodista Rafael Enrique Prins Velásquez, quien era un fuerte crítico de la gestión del exfuncionario en ese municipio.

'El Gatico' fue hallado culpable de los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir, y debió pagar, además, una multa de 4 mil salarios mìnimos por el crimen, es decir, cerca de $2.500 millones.

Su otro hijo, José Julio Alfonso López enfrenta actualmente procesos con la justicia por paramilitarismo y lavado de activos.
En días pasados, la JEP rechazó la solicitud de sometimiento de Alfonso López, alias Pocho, por "no cumplir con el compromiso claro, concreto y programado conforme a los principios del Sistema Integral para La Paz”.

'La Gata' fue sepultada en Jardines de la Eternidad, en la vía Barranquilla-Puerto Colombia.

Denuncie

Describa su denuncia a través de este formulario

Animal Político

Bogotá - Colombia
Teléfonos (+57) 316 2663088 - (+57) 3017683667
denuncie@animalpolitico.co

Información

Contacto