En el búnker de la Fiscalía quedan vacías cuatro oficinas de Barbosa

Francisco Barbosa se va hoy del cargo de fiscal donde generó una de las peores crisis políticas de los últimos tiempos en Colombia. Foto: Redes sociales.

Desde el lunes, en el búnker de la Fiscalía General de la Nación quedaron vacías al menos cuatro oficinas: la de Francisco Barbosa, las dos que ocupaba su monumental ego, y la de sus perros con los escoltas oficiales que los llevaban a mear.

Así, a manera de compensación, con las oficinas, Colombia obtiene una pequeñez ínfima, comparada con la inmensidad de lo que pierde…

A partir de ahora, cada 12 de febrero será un feriado luctuoso, en el que los colombianos se cubrirán de cenizas, se azotarán con cilicios y caminaran de rodillas por las calles sin pavimento, como castigo por haber dejado ir al emperador de emperadores.

Hace algunos días, el símil de un muro callejero, a la manera de un meme, preguntaba cómo es al fin, si “‘Pacho Malo’ o Pacho Barbosa”.

Quien elaboró el gráfico, alguna razón tendrá para andar confundido.

En las últimas semanas, los nombres que más se han mentado en los medios en relación con la Fiscalía General de la Nación son los de Francisco Barbosa (todos saben que Pacho es el hipocorístico de Francisco) y el de ‘Pacho Malo’.

Otro nombre bastante mentado ha sido el de Marta Janeth Mancera, por las mismas razones.

Al uno, con argumentos, lo acusa el país de pretender hacerse candidato a suceder al presidente Gustavo Petro, para lo cual está en campaña desde hace varias semanas.

Que ya haya fracasado es algo que él ignora, en su prepotente arrogancia napoleónica

Al otro, investigadores de la propia fiscalía relacionan con actos corruptos en la fiscalía en Buenaventura, y con decisiones de la vicefiscal Mancera que desvirtúan los señalamientos.

Lo realmente importante para el país, lo que de verdad hay que celebrar, es que este lunes, 12 de enero, se le acaba la chamba oficial a Pacho Barbosa, el del auténtico vellocino de oro.

O a Barbosita, como también lo llaman, con esa manera diminutiva de la gente de referirse a quien no vale la pena.

Alguien que trabajó en la fiscalía en Cali y conoció de cerca al personaje, lo definió en pocas palabras: “es un pobre diablo, un tipo de tercer orden”.

Un pobre diablo que le hizo mucho daño al país, para complacencia de sus jefes, que para algo lo pusieron en una fiscalía cooptada por la mafia.

El propio presidente Petro lo advirtió: “Debo avisar al mundo de la toma mafiosa de la Fiscalía”.

Un problema serio consiste en que Colombia perdió al mejor fiscal de todos los tiempos en el planeta, como él lo informó al país cuando asumió el cargo.

Perdió igualmente al ser mejor preparado académicamente que han parido todos los tiempos, al punto que, según lo dio a entender, el conocimiento nació con él.

Sus perros continuarán meando los postes y los árboles, qué pesar, ya sin escoltas, pero seguirán ladrándoles a los demás para que no se atrevan a acercarse.

Son los perros de Barbosita, que es lo mismo que ser los perros más perros de la galaxia.

Desde el lunes en la noche, él y sus cachorros viven en la fortaleza blindada que se construyó con plata de los impuestos, pero ya no tiene empleadas de la fiscalía como sus domésticas ni escoltas para sus animales, ni el avión oficial para ir de paseo con su familia y amigas y con el contralor general de turno.

Entonces, ¿qué será, desde ahora, de esta Colombia, sin la sapiencia del exfiscal?

Probablemente el estercolero que algunos opositores piensan. Tal vez, sea así, pero es un estercolero que hiede menos que hasta ahora, porque ya no está abusando Pacho, el ínclito, el esclarecido…

Pero, también el corrupto que politizó la parte de la Justicia que su amigote Iván le prestó por cuatro años para que se divirtiera y soñara sueños imposibles, como el de sentirse presidente.

Que a partir del lunes le vaya en la vida mejor que a todos los colombianos juntos, en verdad, poco importa. Lo que cuenta es que ya no está donde podía joder a quien quisiera…

Siguenos

Lo más leido

Animal Político

Bogotá - Colombia
Teléfonos (+57) 316 2663088 - (+57) 3017683667
denuncie@animalpolitico.co

Información

Contacto