La revolución contra Juan Valdez avanza sin prisa, pero sin pausa

Juan Valdez, ico2nico si2mbolo de la Federación Nacional de Cafeteros, contra la que avanza una revolución pacífica de los pequeńos productores colombianos. Foto: Diario Sur.

La ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Jhenifer Mojica Flórez, pareció recordar a Pablus Gallinazus y, en vez de una mula, como en la canción del nadaísta, dijo que con los cafeteros “viene bajando” una revolución.

Se refería al movimiento de pequeños productores que se reunieron en Bogotá en una asamblea que, en medio de rechazo a políticas de la Federación Nacional de Cafeteros, planteó extender la caficultura colombiana por 100 años más.

Es una revolución en contra de todo lo que representa Juan Valdez, el símbolo de la Federación Nacional de Cafeteros (Fedecafé).

Los cafeteros reunidos, procedentes de todo el país, recibieron el apoyo del propio presidente Gustavo Petro, que instaló la asamblea y compartió críticas a la federación.

En el certamen quedó claro el criterio de que hay una Nueva Zona Cafetera, que abarca departamentos como Cundinamarca, Boyacá, Huila, Tolima, Cauca, Nariño, Valle, Caquetá, Chocó, Magdalena, Cesar y otros donde el cultivo del grano no ha sido tradicional.

Algunas quejas se refirieron a que directivos de la federación viven vidas opulentas con dineros del Estado y de los productores cafeteros; a la discriminación en favor de productores de las regiones tradicionalmente cultivadoras; a que ningún dignatario tiene siquiera una idea ligera de cómo se siembra una semilla de café; a que desconocen la nueva realidad de la industria; a la insistencia de la entidad en que se debe exportar café en grano, en vez de agregarle valor, y al hecho de que Colombia es ahora el quinto productor de café en el mundo, y podría pronto ser el sexto, cuando hace pocos años era el primero o segundo.

En su discurso de instalación, Petro compartió todas las inquietudes de los asistentes, y les anunció que su gobierno activó el Fondo de Estabilización de Precios del Café, mediante el cual, las familias que dependen del cultivo del grano tendrán una compensación del 80% que será progresiva y diferenciada de acuerdo con las características socioeconómicas de los caficultores.

Al respecto, Petro preguntó “¿qué pasa con el dinero público del café? Si la propiedad privada demanda y pide respeto, pues la pública debe demandar respeto, porque es del pueblo colombiano. Los dineros del café son del pueblo colombiano, de eso no puede existir duda. En ese camino se abren las propuestas que acá se han escuchado. No se trata de discursos líricos. Se trata de ahondar en un problema que existe en el café. ¿Qué nos pasó si éramos un país cafetero, si estábamos en los primeros lugares del mundo?”.

“¿Qué hacemos con el Fondo Nacional del Café? Hay plata, pero ¿cómo se está usando? Tenemos derecho sobre ese dinero”, explicó Petro. “Pero se ha creado la tesis de que hay otros derechos adquiridos por parte de privados".

Por su parte, la ministra Mojica explicó que “nuestra propuesta es que se pague el 80% de las compensaciones, que es lo máximo permitido por la ley; es decir, a los caficultores colombianos se les pagará el tope máximo permitido”.

Y agregó: “Estamos comprometidos con los caficultores en estos momentos que han sufrido pérdidas económicas”.

La ministra manifestó que para llegar a esta decisión se tuvieron en cuenta los datos recogidos en los análisis técnicos que arrojaron afectaciones por caída de precios, incremento en costos en la producción y efectos por el fenómeno de El Niño. “Por eso, nuestra propuesta es que la totalidad de los recursos con los que dispone el Fondo sean destinados a suplir estas pérdidas. Ese 80% que tendrán de compensación es sobre el valor de la carga”, detalló Mojica.

"El café nos inspira. No hay nada más colombiano que el café colombiano”, dijo la ministra. “La caficultura fue la primera reforma agraria, en la que llegaron los campesinos a poblar esas montañas. Para esta asamblea nos sentamos con todos y tenemos 10 apuestas y acuerdos para fortalecer el café. ¡Vamos por 100 años más por el mejor café del mundo, que dignifique a los caficultores y caficultoras colombianas!".

Siguenos

Lo más leido

Animal Político

Bogotá - Colombia
Teléfonos (+57) 316 2663088 - (+57) 3017683667
denuncie@animalpolitico.co

Información

Contacto