Por Dr. Polito

Es una coincidencia nacional con Piedad Córdoba: el youtuber ese que se hace llamar JP noesmás que un HP a la carrera, como ella se lo dijo.

Que en vez de Jonathan Ferney Pulido Hernández prefiera su alias de J Pe Hernández (o J P), cambia mucho y revela más.

La realidad demuestra que es un HP que odia a las mujeres, porque todas son superiores a él en todo.

Incluso lo son estando muertas, y Piedad Córdoba es la prueba: por razón de ella, el zoquete se arrepentirá toda la vida.

Y eso lo saben muy bien los colombianos, y probablemente  en el partido Alianza Verde.

Aunque hay dudas, pues del asqueroso episodio de JP asumiendo como suyas las obscenidades de hace algunas semanas contra la congresista María José Pizarro, los jefes verdes ni se enteraron.

Esta vez, los verdes deberán demostrar que maduraron y decidir si comparten la misoginia de su Honorable Parlamentario o, como se los exigen con toda la razón, expulsan al canalla que hace del matoneo y de la ofensa barriobajeros su forma de expresión permanente.

En el partido no pueden seguir ignorando la realidad de uno de sus miembros que, en vez de lengua, tiene un cuchillo romo y oxidado con el que apuñala sin piedad a quienes no pueden defenderse.

Por algo escondió su apellido: de pulido nada tiene. ¡Que pulido va a ser!, si lo más delicado que sabe decirle a una mujer es bandida, delincuente…

Pobre tipo. Está convencido de que lo congresista le quita lo rastrero, lo bellaco, lo misógino y lo traidor. Pobre HP.

El Comité Ejecutivo del partido no es un tribunal de justicia, pero lo primero que debería hacer es convocar a su congresista para que pruebe, más allá de la duda, que, como lo gritó con su voz de culebrero digital, que Piedad Córdoba era una delincuente.

Después, atender la exigencia de su Comisión de Género, que plantea sancionar a Pulido y aislarlo de la colectividad, teniendo en cuenta que Alianza Verde es "una fuerza política que no comulga con las actuaciones de populismo negativo y de odio, de las cuales como partido nos hemos visto atacados por años".

Si Alianza Verde es lo que dice ser, Pulido puede considerarse expulsado y convertido en paria político, pues no es posible pensar que el Centro Democrático, partido en el que ha ido y ha venido, lo admitan como pródigo.

Y si no es allí, donde anida una enorme fauna de roedores, ¿dónde le darán cobijo, al menos temporal, a una alimaña tal? ¿Quizás en Cambio Radical?

Esta es una excelente oportunidad para que los verdes se fortalezcan y hagan lo que piden las mujeres, tanto las que allí militan, como las que no.

Si, como aún se cree, es un partido con algo de decencia, deberá demostrarlo de inmediato y echar al youtuber, ojalá a las patadas. O al menos a coscorrones y sombrerazos.

A propósito, durante año y medio, además de vociferar e infamar a las mujeres y a quienes no son de su agrado, ¿qué ha hecho este HP en el Congreso, si acaso sabe para qué lo eligieron los despistados?

No pueden quedar dudas.

Hay que concederle toda la razón a la senadora Córdoba: JP, un HP, como ella se lo explicó, es realmente un HP, como ella tal vez lo pensó.

Por Dr. Polito

Si la oposición comienza a tibiar la idea del golpe de estado, de obligar al mandatario a renunciar, o del juicio político, es porque alguien ha perdido privilegios y teme seguir perdiéndolos.

No hay otras razones de peso.

Es lo que ocurre en Colombia, donde, incluso avivatos que poco o nada han perdido, asumen la vocería de los que sí, y alientan al relevo de Gustavo Petro.

Primero, en sus clubes hacen comentarios sotto voce, que ganan en volumen en sus medios de comunicación; luego, animan a todos los despistados de las redes sociales a que presionen en busca de desprestigiar a Petro, y finalmente se animan a hablar de golpe.

Para entonces, alianzas siempre inverosímiles, entre ultras de un costado y ultras del otro, se pactan y hacen sólidas, sin importar que mi socio de hoy era mi ultra acérrimo enemigo radical de ayer. Al fin yal cabo, es ley eso de que los extremos se tocan.

Las castas o las élites o las gentes de bien, que son las mismas y se hacen llamar así, en Colombia han perdido el más grande de los privilegios: el de gobernar a los demás, que basaban en el derecho divino. Eso, queridos aristócratas, burgueses y oligarcas, se les acabó para siempre, aunque no lo parezca.

Desde luego, ustedes lo saben, como saben que cada vez tendrán menos acceso a ese Jardín de las Delicias del tesoro público, de donde, en los últimos tiempos, ustedes robaban ¡60 billones de pesos anuales! ¡Sesenta billones de pesos!, con los que hicieron fortunas hasta quedar ahítos de dinero, y financiaron sus campañas.

Y tendrán menos dinero para hacerse elegir, porque cada vez habrá menos cocaína exportada. Y lo saben a cabalidad, porque llevan las cuentas: solo en el primer año de Petro, decomisó 605 toneladas de clorhidrato de cocaína, por 92 billones de pesos.

Que durante todo 2023, la meta de 834 toneladas decomisadas no se haya cumplido, no significa que los políticos corruptos de la gente de bien, que son todos. no estén iracundos: no tendrán dinero para gastos de campaña y tendrán que imitar a sus rivales que hoy están en el poder, y hacer campaña a pie,calle a calle, vereda a vereda, pueblo a pueblo.

Les queda una posibilidad grande de revertir el proceso actual, y a ella le están apostando doble a sencillo: con el mascarón de proa del golpe de estado o de la renuncia forzada, ocultan lo que en verdad les causa emociones orgásmicas: reanudar la guerra.

Porque la guerra es para todos ellos su mejor negocio: trafican con lo que sea, roban lo que ven, se apoderan de las tierras de los pobres y los campesinos indefensos, especulan… Y sin disparar un tiro. Para eso está la plebe, uniformada por un lado, patalsuelo, por el otro, que matará y morirá.

Por eso, ponen a sus lacayos a hablar de tomarse a la fuerza la Casa de Nariño y el Capitolio. Saben que habrá resistencia popular, y que no será a gritos.

Por eso, mejor ni lo intenten, porque con sus trucos y malabares, sus ring ring, corre, corre; sus berridos y furumingas, solo están alertando a todos los que respaldan a Petro, que son millones.

Y, mejor, que sigan creyendo que son solo dos o tres terroristas, como los llaman ustedes desde sus medios y desde las redes sociales manipuladas.

Pero, si no están convencidos de la realidad, solo inténtenlo.

Entonces, se darán cuenta de que con sus acciones de ayer y hoy, solo estuvieron tejiendo las sogas con las que serán ahorcados, como dijo ya saben muy bien quién.

En serio, inténtenlo, ¡cabrones!

Siguenos

Lo más leido

Animal Político

Bogotá - Colombia
Teléfonos (+57) 316 2663088 - (+57) 3017683667
denuncie@animalpolitico.co

Información

Contacto